Mediante la medicina antiaging podemos estudiar si la edad cronológica coincide con la edad biológica y aumentar la longevidad a través de un enfoque integral de la salud del paciente. Todos los tratamientos que se proponen tratan de mejorar las funciones corporales que han experimentado una disminución a causa de la edad y deberían acompañarse de ejercicio físico moderado, un patrón personalizado de alimentación y un buen descanso diario.

A través de estas terapias hemos conseguido mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes centrándonos en el fortalecimiento de su sistema inmune, reducción del colesterol, aumento de la densidad ósea, la disminución del riesgo de enfermedades cardiovasculares, etc.

Un ejemplo de tratamiento antiaging sería la utilización de las vitaminas de la medicina ortomolecular, que se adaptan perfectamente a las necesidades de cada persona.

home_2